Temístocles 210, Consultorio 103, Col. Polanco, CP 03339, Ciudad de México L - V 08:00-12:30; S 08:00-15:00 55 5801 6083

Infecciones Urinarias

ESPECIALISTA EN INFECCIONES URINARIAS

Las infecciones urinarias, como su nombre nos lo indica, son infecciones que se generan en cualquier sitio del aparato urinario, ya sea en la uretra, la vejiga, los uréteres y los riñones. La mayoría de estas infecciones suelen producirse en las vías urinarias inferiores, es decir, en la uretra y la vejiga.

Por lo general, las mujeres son las más propensas a contraer algún tipo de infección urinaria a comparación de los hombres. Una de las ventajas que puede poseer una persona saludable, es que la orina de su vejiga es estéril; no existe ningún tipo de bacteria u otro microrganismo infeccioso presente en la zona.

¿Qué son las Infecciones Urinarias?

Al hablar de las infecciones urinarias, nos referimos a la presencia de bacterias u otros patógenos que se encuentran en la orina por una infección del riñón, la uretra, la vejiga o la próstata.

Si estas infecciones llegan a afectar a la pelvis renal y/o el riñón, se les llama pielonefritis. En cambio, si implica a la vejiga, se le llama cistitis. Asimismo, se le denomina utetritis si ataca a la uretra, y prostatitis si afecta a la próstata.

Causas de las Infecciones Urinarias

En la mayoría de los casos, las infecciones urinarias se deben al asentamiento y a la propagación microbiana, habitualmente bacteriana, a lo largo del camino de del tracto urinario. Las causas más comunes de esto son:

Dra-Ana-Catalina-Duarte-internista-y-nefrologa-especialista-en-infecciones-urinarias-v001
  • Actividad Sexual: La uretra femenina es muy propensa a que haya un asentamiento bacteriano en ella debido a la proximidad que tiene al ano, su longitud corta (4 cm) y su desembocadura bajo los labios. Las relaciones sexuales apoyan la introducción de bacterias y, a su vez, se asocia de forma temporal al inicio de la cistitis.
  • Alteraciones en la Inervación: Cuando los nervios que controlan el funcionamiento de la vejiga no tienen una función adecuada, suele retenerse orina y esto a su vez favorece la proliferación de microorganismos en la orina.
  • Obstrucción: Cualquier bloqueo, tal como puede ser el caso de cálculos, tumores, estrechamiento, aumento de tamaño de la próstata) que obstaculice en el flujo de la orina, aumentará considerablemente la frecuencia de infecciones.
  • Factores Genéticos: Se ha logrado demostrar que las mujeres que han llegado a sufrir infecciones recidivantes tienen muchos más casos de antecedentes maternos de ITU que las mujeres que no las han llegado a sufrir.
  • Embarazo: Las mujeres embarazadas están mucho más propensas a sufrir infecciones urinarias, sobretodo altas, ya que los uréteres se encuentran mucho más relajados y por ende se mueven mucho menos. El sondaje que se lleva a cabo durante o incluso después del parto también incrementa el índice de infecciones.

¿Cuáles son los síntomas de las Infecciones Urinarias?

Los síntomas que pueden acompañar a las infecciones urinarias son los mismos que componen el síndrome miccional. También hay que tomar en cuenta que estas infecciones pueden ser asintomáticas.

Cuando este tipo de infección se establece en la vejiga, llega a ser muy molesta y dolorosa. Sin embargo, esta puede generar graves consecuencias si se llega a extender a los riñones.

Las infecciones urinarias no siempre generan síntomas o signos, pero cuando si lo hacen, pueden ser los siguientes:

  • Sensación de ardor al momento de orinar.
  • Orina con un fuerte olor.
  • Orina con un aspecto turbio.
  • Orinar constantemente en cantidades muy pequeñas.
  • Necesidad constante e imperiosa de orinar.
  • Orina con un color rojizo, marrón, o incluso rosa brillante (Un signo que indica que la orina tiene sangre).
  • En las mujeres, puede presentárseles un dolor pélvico, principalmente en el centro de la misma, así como también alrededor de la zona del hueso púbico.

Generalmente, en los adultos mayores de edad, puede verse el caso en el cual las infecciones urinarias pasen desapercibidas, o incluso lleguen a confundirse con otras afecciones.

¿Cómo se diagnostican las Infecciones Urinarias?

Una historia clínica, junto a una exploración física adecuada, de seguro aportarán los datos suficientes y necesarios para lograr dar con el diagnóstico que decrete si en verdad existe o no la infección en la mayor parte de los casos que se pueden dar a conocer. Dentro de las pruebas complementarias que más se utilizan, podemos mencionar:

  • Cultivo de la orina.
  • Tiras reactivas.
  • Análisis sistemático del sedimento y la orina.
  • Hemograma y bioquímica.
  • Ecografía abdominal.
  • Simple radiografía de abdomen.
  • Hemocultivos.
  • Pruebas de imagen.
  • Cistouretrografía.
  • Tomografía

Tratamientos para las Infecciones Urinarias

Habitualmente, los doctores se encargan de tratar estas infecciones con antibióticos. Sin embargo, las personas pueden tomar medidas o precauciones para disminuir las probabilidades de contraer una infección urinaria en primer lugar.

Los antibióticos son el tratamiento principal para este tipo de infecciones. Los medicamentos que los médicos le receten al paciente y el lapso de utilización dependerá mucho del estado de salud de la persona, así como también de la bacteria que presente en su orina.

Si la infección que presenta el paciente es simple, suelen recomendarse antibióticos por periodos de 5 a 7 días, el médico seleccionará el antibiótico más apropiado, según las necesidades de cada paciente.

En cambio, si ya es una infección recurrente o complicada, la duración del tratamiento puede extenderse hasta por 14-21 días.

Cuando se presentan infecciones urinarias de repetición en un paciente, es decir más de 3 eventos por año, debe hacerse una investigación para determinar las posibles causas, y es común que se tenga que dejar un tratamiento con antibióticos a dosis bajas, por tiempo prolongado, mínimo 3 meses, con el objetivo de prevenir reinfecciones.

Sin embargo, si esta infección es sumamente grave, es muy probable que el paciente necesite algún tratamiento con antibióticos intravenosos en una clínica.

En pocas palabras las infecciones urinarias es el resultado que da la presencia de microorganismos en el tracto urinario, y que se produce generalmente por entrada de microorganismos a través del tracto urinario bajo.

Si presenta alguno de los síntomas mencionados, no dude en ponerse en contacto con su médico.

En caso de que usted desee agendar una Consulta con la Dra. Ana Catalina Duarte, Médico Internista y Nefrólogo en la Ciudad de México, no dude enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto. La Doctora Duarte se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las infecciones urinarias.

Dra-Ana-Catalina-Duarte-internista-y-nefrologa-especialista-en-infecciones-urinarias-v002

Agendar Consulta

Call Now Button